DALLAS -- Mirian Zelaya Gómez, una hondureña de las caravanas de migrantes centroamericanos, quien causó indignación y luego fue objeto de burlas tras criticar la comida que le ofrecieron durante su tránsito por México en 2018, se declaró culpable de un cargo de asalto agravado con un arma mortal a cambió de recibir libertad condicional, aunque sigue detenida para ser puesta a disposición de las autoridades de inmigración.

Después de una búsqueda frenética que dejó con las manos vacías a cientos de personas el martes en Denton, un vecino descubrió el cuerpo sin vida de un niño de dos años en el interior de SUV el día siguiente. Sarbesh Gurung había sido reportado desaparecido por su madre un día antes, poco después del mediodía.

Más artículos...