La alcaldesa Betsy Price emitió el martes una declaración de desastre en respuesta al huracán Laura, y el Concejo Municipal extendió la declaración por 60 días.

Como parte de la declaración, la ciudad implementará su Plan Operativo de Emergencia para ayudar a albergar a los evacuados en el camino de la tormenta. Para garantizar un distanciamiento social adecuado debido al Covid-19, los evacuados serán alojados en un hotel local.

El juez del Condado de Dallas, Clay Jenkins hizo una declaración de desastre similar y dijo que también ubicarán a los evacuados en cuartos de hotel y no en albergues, cuidando el aspecto del distanciamiento social.

Se espera que el huracán Laura toque tierra el miércoles como un posible huracán de categoría 3 entre la frontera de Louisiana y Texas.

Las evacuaciones obligatorias en la costa de Texas y las condiciones de desastre en una gran parte de Texas han llevado a miles de texanos a trasladarse por seguridad.

Ordenanza extendida
Además, el Concejo Municipal extendió aún más la orden ejecutiva del alcalde Price para el requisito de máscara de la ciudad hasta el 1 de diciembre.

El condado de Tarrant emitió una orden similar el martes que extiende su orden hasta el 30 de noviembre.

Se requiere que las empresas adopten una Política de salud y seguridad que requiera que los empleados y clientes usen cubiertas para la cara. Las empresas que no cumplan podrían enfrentar una multa de hasta $ 500.

La orden no incluye iglesias, que están exentas bajo una orden previa de Abbott.

Además de cubrirse la cara, se les pide a los residentes que mantengan una distancia social de al menos seis pies de los demás cuando estén fuera de sus propios hogares.

 

Como parte de la declaración, la ciudad implementará su Plan Operativo de Emergencia para ayudar a albergar a los evacuados en el camino de la tormenta. Para garantizar un distanciamiento social adecuado debido al Covid-19, los evacuados serán alojados en un hotel local.

El juez del Condado de Dallas, Clay Jenkins hizo una declaración de desastre similar y dijo que también ubicarán a los evacuados en cuartos de hotel y no en albergues, cuidando el aspecto del distanciamiento social.

Se espera que el huracán Laura toque tierra el miércoles como un posible huracán de categoría 3 entre la frontera de Louisiana y Texas.

Las evacuaciones obligatorias en la costa de Texas y las condiciones de desastre en una gran parte de Texas han llevado a miles de texanos a trasladarse por seguridad.

Ordenanza extendida
Además, el Concejo Municipal extendió aún más la orden ejecutiva del alcalde Price para el requisito de máscara de la ciudad hasta el 1 de diciembre.

El condado de Tarrant emitió una orden similar el martes que extiende su orden hasta el 30 de noviembre.

Se requiere que las empresas adopten una Política de salud y seguridad que requiera que los empleados y clientes usen cubiertas para la cara. Las empresas que no cumplan podrían enfrentar una multa de hasta $ 500.

La orden no incluye iglesias, que están exentas bajo una orden previa de Abbott.

Además de cubrirse la cara, se les pide a los residentes que mantengan una distancia social de al menos seis pies de los demás cuando estén fuera de sus propios hogares.