11192017Dom
Last updateSáb, 18 Nov 2017 5pm

Profesora de matemáticas quiere ver a más hispanos trabajando en el área de ciencias

Minerva Cordero es una profesora de matemáticas en la Universidad de Texas en Arlington, apasionada por la ciencia y convencida de su valor y aplicación en la vida diaria.

La Dra. Minerva Cordero es profesora de matemáticas en UTA

Pero a pesar de su valía, el porcentaje de hispanos que eligen estudiar carreras de ciencias es sumamente escaso. De hecho, a nivel nacional, los latinos solamente ocupan un seis por ciento del total de los empleos en los campos de ingeniería, ciencias y matemáticas.

Son números que a Cordero le parecen increíbles. “Muy pocos hispanos estudian ciencias o ingeniería, y esa es la clave para cambiar el mundo, todas las invenciones y todo lo que tiene significado, que afectan nuestras vidas, en el diario vivir, proviene de las ciencias y la tecnología”, explica.

Una profesora universitaria distinguida, Cordero cursó su doctorado en matemáticas en la Universidad de Iowa, al no encontrar en donde hacerlo en su natal Puerto Rico. Su pasión acadámica ha crecido con los años y considera que su meta en la vida es motivar a más hispanos a que estudien ciencias.

“Especialmente las latinas, las mujeres hispanas, ya que solo dos por ciento de los empleados de ciencias y tecnologías son mujeres hispanas”, señaló la catedrática, quien fue reconocida la semana pasada como una de las cuatro Mujeres Legendarias de Ford de 2016.

Junto a Cordero, Deborah Ferguson, Nellie Tafalla y Bridget Moreno, de Dallas y Fort Worth, fueron homenajeadas también. 

DE PADRES QUE ESTUDIARON POCO
A diferencia de sus padres, que no terminaron sus estudios de primaria, a Cordero y a sus hermanas les brotó a temprana edad un amor por los estudios, inspiradas justamente por los consejos de sus progenitores. Ellos no estudiaron, pero les inculcaron la importancia de adquirir una educación.

Es por ello que la familia cuenta con dos doctoras en matemáticas, una maestra jubilada de química y otra profesionista en ciencias de cómputo.

“Mi mamá solo estudió hasta quinto grado, y mi papá llegó a segundo. Pero nos inculcaron que estudiar es lo más importante”, dijo Cordero al final de la ceremonia que Ford Motor Company celebró en el Latino Cultural Center el martes 25 de octubre.

En su infancia, a esta profesora de ciencias le pareció que las matemáticas eran lo más fácil, porque no había que memorizar, solo había que entender. “Y entonces pensé, es lo que más quiero”, recordó sonriendo.

La puertorriqueña suma 15 años trabajando como profesora de matemáticas en UTA, y hace tiempo que se ha concentrado en el colegio de ciencias, asesorando a estudiantes de posgrado con sus cursos, no solo de matemáticas, también de ciencias.

Aprovechando que considera las matemáticas una materia accesible, le preguntamos por qué muchos la perciben como difícil y otros hasta le temen.

¿Por qué existe ese mito de que las matemáticas son difíciles?
“Es un mito ciertamente. Y déjame decirte, que a cada persona que le digo lo que hago, me dicen, ah, yo no soy buena en matemáticas. Y cómo nadie dice, yo no soy bueno en la lectura, en la escritura, pero decir 'yo no soy bueno en matemáticas' está aceptado. Ése ya es parte del problema, que se cree que las matemáticas es como un idioma que... es totalmente irracional”.

LAS DE CUARTO Y QUINTO
“Las matemáticas que los niños aprenden en cuarto y quinto año son las más importantes, porque es ahí en donde se forman esa idea de, yo no soy buena para las matemáticas, pero la matemática es lógica, es cuestión de pensar, existe el mito de que son difíciles pero no lo son. Con un buen maestro se borra el mito de que no lo son”.

Los alumnos hispanos de matemáticas y ciencias en UTA no son todos los que Cordero desearía, a pesar de que la universidad tiene un 25 por ciento de población hispana.

“Eso es a lo que yo quiero llegar, a que tengamos más estudiantes hispanos estudiando ciencias”, reitera.

Y junto a su esposo James Mendoza Epperson lleva a cabo su cruzada, pues ambos imparten la misma materia en UTA.

“Si hay poca gente que estudia ciencias, es por el temor a la matemática, Y es por eso es que tenemos que empezar por ahí, para que aprendan la matemática. No hay que temerle. Y eso le digo a mis alumnos. Es increíble que al decirles, ustedes lo pueden hacer, ya eso les cambia su visión”.

¿Y qué es el algebra? Le preguntamos para finalizar la entrevista.
“El álgebra es parte de las matemáticas. En la preparatoria los estudiantes toman Algebra I y II. Algebra II es el curso más importante que toman en los cuatro años de high school, porque es la base para el resto de las matemáticas. No es un curso difícil, pero hay que dedicarle tiempo. Y como le digo a mis alumnos, todo lo que es valioso en esta vida requiere tiempo y requiere sacrificio”.