Ocho horas después de debatir, la Cámara de Representantes votó a favor de llevar a juicio político al presidente Donald Trump bajo dos acusaciones: "abuso de poder" y de "obstrucción al Congreso".

Trump desde ahora enfrenta formalmente un juicio o "Impeachment" que pasará a la historia independientemente del resultado, tras convertirse en el tercer presidente de Estados Unidos en ser acusado por el Congreso.

El proceso de Impeachment pasará al Senado, en donde la mayoría es republicana, el partido que apoya totalmente a Trump, quien seguirá al frente de la presidencia durante el juicio.

La clara división entre demócratas y republicanos se notó en la votación de los dos artículos acusatorios: en ambos, ningún republicano votó a favor, pero fueron arrasados por el apoyo de los demócratas, que son mayoría en la Cámara de Representantes.

En la acusación por abuso de poder el resultado fue 230 votos a favor, 197 en contra. En torno al cargo de obstrucción al Congreso, 229 votaron a favor y 198 en contra.

De acuerdo a la firma FiveThirtyEight, hay una gran división de opinión respecto al impeachment: un 46,9% apoya destituir al presidente y un 46,7% está en contra.

Durante la maratónica sesión, hubo incluso quienes hablaron en español a favor de acusar a Trump, mientras que sus correligionarios "denunciaron" la cacería partidista contra el jefe del ejecutivo.

El proceso contra Trump tomó forma a partir de una investigación sobre un presunto intento de usar la ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania para presionar al presidente de ese país a que investigara al hijo de Joe Biden, uno  de sus más duros rivales en el partido demócrata para las elecciones del 2020.

La negativa de la Casa Blanca a colaborar con los legisladores durante el proceso de investigación para el impeachment fue lo que originó la segunda acusación contra Trump,  por obstrucción al Congreso.

SIGUIENTE PASO
Se anticipaba que en el Senado empezaran las audiencias a partir del 6 de enero, pero la líder de la Cámara, Nancy Pelosi no pudo confirmar la fecha.

"Hasta ahora no hemos visto nada que nos parezca justo. Esa habría sido nuestra intención, pero veremos qué sucede allí", declaró en una conferencia de prensa, al admitir que hay incertidumbre respecto a la actitud del Senado, de mayoría republicana.

La Cámara debe aprobar una segunda resolución en la que nombre formalmente a los administradores de juicio político para presentar el caso en el Senado.