El vicepresidente Mike Pence, de visita en Houston este viernes, es criticado por activistas pro-inmigrantes de Texas tras conocerse que hablará con ICE y le dará las gracias por su trabajo. Lo anterior a tan solo dos días de una redada masiva en el área de Dallas.

“Es espantoso que el vicepresidente Pence venga a Houston para agradecer a ICE solo dos días después de que la agencia arrestó a 280 trabajadores en el norte de Texas", declaró Michelle Tremillo, directora ejecutiva de "TOP" (Proyecto de Organización Texas), quien señaló que el operativo dejó familias separadas, quien ahora no saben si volverán a reunirse.

El miércoles, 233 mujeres y 51 hombres fueron arestados tras una redada que agentes federales hicieron en la bodega de reparación de celulares de la compañía CVE en Allen, Texas, por incurrir en "violaciones administrativas de inmigración", de acuerdo a un comunicado oficial de la Agencia de Inmigración.  De la cifra total de 284, 174 fueron dejados en libertad (con fecha para presentarse ante un juez) y 110 continúan bajo custodia.

Pence planea realizar una serie de paradas dentro de su visita, incluyendo una a la oficina de Inmigración y Control de Aduanas en Houston, reportó el Texas Tribune.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que Pence haría una visita de última hora a la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional de ICE en Houston, donde recibirá una sesión informativa del liderazgo principal y luego se dirigirá a los funcionarios para "agradecerles por mantener la línea de la seguridad de nuestra nación". 

"El vicepresidente Pence tiene que trabajar en encontrar una solución bipartidista para la inmigración en lugar de más fotografías. Necesitamos la legalización para Dreamers y TPS, con soluciones positivas de seguridad fronteriza", opinó Domingo García, presidente nacional de LULAC.

“La redada de Allen, la más grande en una década, no nos hará más seguros. Nos ha disminuido. El encarcelamiento de personas y la separación de las familias que solo intentan sobrevivir y proporcionan un mejor futuro para sí mismos mientras fortalecen a nuestro país no es lo que debemos ser como país. Todos deberíamos estar unidos para rechazar la destrucción de las familias",  comentó Tremillo en su amplia declaración.