Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El actor afroamericano Jussie Smollett está acusado de fingir un ataque contra su persona en Chicago "para hacerse publicidad". El asalto fue visto inicialmente como un posible crimen de odio, tanto racial como homofóbico.

Smollett compareció el jueves 21 de febrero para responder a las acusaciones de la policía, después de que dos hermanos, conocidos del actor, declararon haber sido contratados por él para "protagonizar" el falso ataque, que incluyó el uso de un lazo, al estilo de los que se usaban para linchar a la gente de raza negra antiguamente.

Insatisfecho por su salario y en busca de publicidad, Smollet, protagonizó un falso ataque en su contra una semana después de enviarse una carta amenazadora, dijo  a la prensa la policía de Chicago sobre el actor que participa en la serie "Empire".

El Superintendente de la Policía de Chicago Eddie T. Johnson dijo  que Smollett se había aprovechado del dolor del racismo, gastando recursos que pudieron haber sido usados para investigar otros crímenes por los que la gente realmente está sufriendo.

"Desearía que las familias [víctimas] de la violencia armada en esta ciudad obtuvieran toda esta atención", afirmó el funcionario durante una rueda de prensa en Chicago.

PAGÓ
La policía informó que el asalto fingido fue llevado a cabo por dos hermanos a quienes Smollett les pagó $3,500.

El actor mantuvo su postura de que no hizo nada incorrecto, reportó el New York Times.

REPORTE
Smollett, quien es abiertamente homosexual, le dijo a la policía que el pasado 29 de enero, alrededor de las 2 a.m. dos hombres enmascarados lo atacaron en una calle del centro de Chicago (en la cuadra 300 de la calle East Lower North Water), insultándolo por ser gay y por su raza. También contó que le pusieron una cuerda alrededor del cuello y vertieron un químico sobre él. El actor contó que lo atacaron después de haber ido a un "Subway" por comida.

Un equipo de investigadores que veían el caso como posible crimen de odio, no pudieron encontrar evidencia que cuadrara con la historia de Smollett. El ataque no fue captado en cámaras de vigilancia y no había testigos.