08182017Vie
Last updateJue, 17 Ago 2017 9am

Restaurantera en Michigan no permitió que ICE entrara a la cocina de su local

0
0
0
s2smodern

Café Zola, un restaurante de comida turca, ubicado en el centro de Ann Harbor, Michigan ha dado de qué hablar durante la semana después de recibir la inesperada visita de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La publicación Mlive reportó que el miércoles 9 de agosto, después del mediodía, dos agentes de ICE llegaron armados al local en busca de un sospechoso. Alan Zakalik, propietario del negocio, le dijo a Mlive que el par de uniformados llegaron armados, al 112 W. Washington Street alrededor de las 2 p.m. y preguntaron por una persona.

De acuerdo a Zakalik, quien no estaba en el restaurant durante el indicente, su esposa, Hediye Batu, no permitió que los agentes pasaran a la cocina a buscar a la persona en cuestión.

Ese mismo día, ICE emitió una declaración, confirmando que sus agentes acudieron al lugar en una operación de rutina, sin arrestar a alguien.

"Las operaciones de hoy son parte de las operaciones rutinarias diarias dirigidas por ICE en esta región y alrededor del país todos los días, dirigidas a extranjeros criminales y otros violadores de inmigración", dijo Khaalid Walls, un vocero de la Agencia. “No se hicieron arrestos”, agregó el portavoz.

Batu no quiso hacer declaraciones, dirigiendo las preguntas de los medios locales a su esposo. HOY Dallas contactó por teléfono al restaurante el sábado por la mañana, y una recepcionista, tras consultar con su supervisor, confirmó que el reporte de Mlive era el "más creíble" de todo lo que se publicó en sitios de Internet.

De acuerdo al periódico La Raza, el pasado 28 de julio,  varios propietarios de restaurantes y trabajadores se reunieron con activistas y funcionarios locales para discutir el impacto que las acciones de ICE están teniendo en la economía local al igual que en las familias de sus trabajadores.

Hace menos de tres meses, agentes de ICE llegaron a otro restaurante de Ann Arbor y preguntaron sobre una persona, antes de terminar deteniendo a tres en el lugar. El incidente trascendió a nivel nacional, porque se reportó que los uniformados primero comieron en el local.

Sava Lelcaj, el dueño del lugar, le dijo a The Ann Arbor News que los agentes almorzaron en el restaurant, localizado en 216 S. State Street, alrededor de las 11:30 a.m. el miércoles 24 de mayo antes de entrar al área de la cocina a buscar a un empleado.