LOS ANGELES -- Al develar el mural en honor a la soldado Vanessa Guillén junto a miembros de la comunidad en City Terrace, la Supervisora del Condado de Los Angeles, Hilda Solís, pidió el fin del sexismo y racismo, mientras que un dirigente zacatecano dijo que la imagen será un testimonio para recordar que hay un problema por resolver.

Durante el evento (el pasado 9 de septiembre) en el que se honró la memoria de Guillén, quien tenía raíces zacatecanas, participó Gloria Guillén, la madre de la joven militar, quien por medio de una llamada telefónica dijo que su hija soñó, desde muy pequeña, con defender esta nación.

La señora Guillén y varias de sus hijas estarán en Washington el miércoles 16, para unirse a un grupo de legisladores bipartidistas que presentarán en el Congreso el proyecto de ley "I Am Vanessa Guillén Act", mismo que busca apoyar a los militares que necesiten denunciar acoso o abuso sexual sin temor a represalias, como pudo haber sido el caso de la soldado mexicoamericana, quien le confió a su madre y a amigos cercanos que era víctima de acoso sexual pero no lo reportó en Fort Hood, la base donde estaba adscrita.

La imponente obra fue realizada por el muralista zacatecano Juan Solís y el apoyo de la Federación de Clubes Zacatecanos; de Martín y Sonia Villegas, de la organización "Niños de Cielo", y Richard García.

Relacionada: Familia de soldado Navajo sospecha "foul play"

"Su muerte llama la atención sobre la violencia que muchas mujeres encuentran en el lugar de trabajo, incluso en el ejército de los Estados Unidos. Las Fuerzas Armadas tienen el deber de proveer un ambiente seguro para sus soldados que están dispuestos a arriesgar sus vidas por nuestro país.

"En memoria de Vanessa, debemos continuar la lucha para acabar con el sexismo y el racismo estructural", manifestó Solís. "También debemos tenerlo en cuenta cuando vayamos a las urnas en noviembre", dijo la funcionaria.

El dirigente de la Federación de Zacatecanos dijo que el mural es un mensaje de concientización para líderes y políticos del país sobre la violencia que existe dentro de las Fuerzas Armadas, sobre todo en la base de Fort Hood, Texas, donde se acumulan las muertes no esclarecidas de hasta 28 soldados este año.

"Con este mural dejamos un testimonio para recordar que hay un problema por resolver".

Guillén, de 20 años,  desapareció el 22 de abril de la base Fort Hood, y restos de su cuerpo fueron localizado el 30 de junio, no muy lejos de Fort Hood, en el área central de Texas.

Durante el evento (el pasado 9 de septiembre) en el que se honró la memoria de Guillén, quien tenía raíces zacatecanas, participó Gloria Guillén, la madre de la joven militar, quien por medio de una llamada telefónica dijo que su hija soñó, desde muy pequeña, con defender esta nación.

La señora Guillén y varias de sus hijas estarán en Washington el miércoles 16, para unirse a un grupo de legisladores bipartidistas que presentarán en el Congreso el proyecto de ley "I Am Vanessa Guillén Act", mismo que busca apoyar a los militares que necesiten denunciar acoso o abuso sexual sin temor a represalias, como pudo haber sido el caso de la soldado mexicoamericana, quien le confió a su madre y a amigos cercanos que era víctima de acoso sexual pero no lo reportó en Fort Hood, la base donde estaba adscrita.

La imponente obra fue realizada por el muralista zacatecano Juan Solís y el apoyo de la Federación de Clubes Zacatecanos; de Martín y Sonia Villegas, de la organización "Niños de Cielo", y Richard García.

Relacionada: Familia de soldado Navajo sospecha "foul play"

"Su muerte llama la atención sobre la violencia que muchas mujeres encuentran en el lugar de trabajo, incluso en el ejército de los Estados Unidos. Las Fuerzas Armadas tienen el deber de proveer un ambiente seguro para sus soldados que están dispuestos a arriesgar sus vidas por nuestro país.

"En memoria de Vanessa, debemos continuar la lucha para acabar con el sexismo y el racismo estructural", manifestó Solís. "También debemos tenerlo en cuenta cuando vayamos a las urnas en noviembre", dijo la funcionaria.

El dirigente de la Federación de Zacatecanos dijo que el mural es un mensaje de concientización para líderes y políticos del país sobre la violencia que existe dentro de las Fuerzas Armadas, sobre todo en la base de Fort Hood, Texas, donde se acumulan las muertes no esclarecidas de hasta 28 soldados este año.

"Con este mural dejamos un testimonio para recordar que hay un problema por resolver".

Guillén, de 20 años,  desapareció el 22 de abril de la base Fort Hood, y restos de su cuerpo fueron localizado el 30 de junio, no muy lejos de Fort Hood, en el área central de Texas.