Vanessa Bryant, quien ahora es la viuda de Kobe Bryant, publicó una carta de agradecimiento en su cuenta de Instagram para hablar del devastador dolor que junto a sus hijas padece tras el fallecimiento de su esposo y una de las hijas de ambos.

Recibe HOY Dallas cada semana

 

"Mis niñas y yo queremos agradecer a las millones de personas que nos han mostrado su apoyo y amor durante este momento horrible. Gracias por todas sus oraciones. Definitivamente las necesitamos.

"No hay suficientes palabras para describir nuestro dolor en este momento. Desearía que estuvieran aquí con nosotras para siempre... Pero nos despertamos cada día, tratando de seguir adelante porque Kobe, y nuestra pequeña Gigi nos alumbran el camino. Solo desearía poder abrazarlos, besarlos y bendecirlos", escribió Vanessa Bryant.

Bryant, de 37 años y padres mexicanos, también habló del dolor que siente por las otras familias que perdieron a sus seres amados en el accidente. El piloto y seis tripulantes más perecieron junto a Kobe y su hija de 13 años, Gianna.

"Gracias por compartir su alegría, su dolor y su apoyo hacia nosotras. Les pedimos que nos den el respeto y privacidad necesarios para navegar esta nueva realidad.

"Para honrar a nuestra familia del Team Mamba, la Mamba Sports Foundation ha creado el Fondo MambaOnThree para ayudar a las otras familias afectadas por la tragedia. Para donar por favor ingresen a MambaOnThree.org.

"Muchas gracias por ayudarnos con sus oraciones y por amar a Kobe, Gigi, Natalia, Bianka, Capri y a mí", expresó para finalizar, antes de agregar las siguientes hashtags: #Mamba #Mambacita #GirlsDad #DaddysGirls #Family”.

El matrimonio de Vanessa y Kobe, que sumaba ya 20 años, superó grandes momentos difíciles, empezando porque los padres de Bryant no acudieron a la boda de la pareja: se especulaba que además de reprocharles que se casaran siendo tan jóvenes, rechazaban que la novia de su hijo no fuera afroestadounidense. El exjugador no hablaba con sus padres desde el 2013. 

EN DALLAS...
Los Mavericks le rindieron tributo a Kobe el martes, antes de su partido en casa contra los Suns de Phoenix. El detalle de Dallas fue más allá de anunciar el "retiro definitivo" del número 24, aunque el acto de subir un jersey con tal número en la espalda no fue realizado en la arena.

Jugadores, cuerpo técnico y fanáticos se unieron para recordar, entre lágrimas, el legado del 5 veces campeón de la NBA. Las autoridades reportaron que el mortal choque del helicóptero en el que viajaba Bryant junto a su hija y otras siete personas en el área de Los Angeles el pasado domingo 26 de enero fue "de alto impacto"; como se sabe, no hubo sobrevivientes.

"Mis niñas y yo queremos agradecer a las millones de personas que nos han mostrado su apoyo y amor durante este momento horrible. Gracias por todas sus oraciones. Definitivamente las necesitamos.

"No hay suficientes palabras para describir nuestro dolor en este momento. Desearía que estuvieran aquí con nosotras para siempre... Pero nos despertamos cada día, tratando de seguir adelante porque Kobe, y nuestra pequeña Gigi nos alumbran el camino. Solo desearía poder abrazarlos, besarlos y bendecirlos", escribió Vanessa Bryant.

Bryant, de 37 años y padres mexicanos, también habló del dolor que siente por las otras familias que perdieron a sus seres amados en el accidente. El piloto y seis tripulantes más perecieron junto a Kobe y su hija de 13 años, Gianna.

"Gracias por compartir su alegría, su dolor y su apoyo hacia nosotras. Les pedimos que nos den el respeto y privacidad necesarios para navegar esta nueva realidad.

"Para honrar a nuestra familia del Team Mamba, la Mamba Sports Foundation ha creado el Fondo MambaOnThree para ayudar a las otras familias afectadas por la tragedia. Para donar por favor ingresen a MambaOnThree.org.

"Muchas gracias por ayudarnos con sus oraciones y por amar a Kobe, Gigi, Natalia, Bianka, Capri y a mí", expresó para finalizar, antes de agregar las siguientes hashtags: #Mamba #Mambacita #GirlsDad #DaddysGirls #Family”.

El matrimonio de Vanessa y Kobe, que sumaba ya 20 años, superó grandes momentos difíciles, empezando porque los padres de Bryant no acudieron a la boda de la pareja: se especulaba que además de reprocharles que se casaran siendo tan jóvenes, rechazaban que la novia de su hijo no fuera afroestadounidense. El exjugador no hablaba con sus padres desde el 2013. 

EN DALLAS...
Los Mavericks le rindieron tributo a Kobe el martes, antes de su partido en casa contra los Suns de Phoenix. El detalle de Dallas fue más allá de anunciar el "retiro definitivo" del número 24, aunque el acto de subir un jersey con tal número en la espalda no fue realizado en la arena.

Jugadores, cuerpo técnico y fanáticos se unieron para recordar, entre lágrimas, el legado del 5 veces campeón de la NBA. Las autoridades reportaron que el mortal choque del helicóptero en el que viajaba Bryant junto a su hija y otras siete personas en el área de Los Angeles el pasado domingo 26 de enero fue "de alto impacto"; como se sabe, no hubo sobrevivientes.