Después de varias semanas de audiencias y múltiples testimonios, la líder de la Cámara de Representantes del Congreso, Nancy Pelosi, ordenó que se inicie la redacción de una acusación contra Donald Trump para hacerle un juicio de destitución o "Impeachment".

El jueves, Pelosi hizo un breve anuncio en el cual le pidió al jefe del Comité Judicial, Jerry Nadler, que proceda a la "redacción de artículos de Impeachment" contra el presidente Trump, de quien señaló, "sigue siendo una amenaza a nuestra democracia y no nos deja otra opción".

"Lamentablemente, pero con confianza y humildad, con lealtad a nuestros Fundadores y nuestro corazón lleno de amor por Estados Unidos, hoy le pido a nuestro presidente (Nadler) que proceda con los artículos de juicio político", dijo Pelosi desde el Capitolio.

En las audiencias de casi ocho horas del miércoles sobre el tema, tres de cuatro estudiosos de derecho constitucional le recomendaron al Congreso enjuiciar a Trump.

De acuerdo a un reporte de Univision.com el presidente del Comité Juidicial afirmó el miércoles que una acusación o Impeachment es la única forma de abordar las acciones de Trump: el haberle pedido a "un gobierno extranjero que interviniera en nuestras elecciones, luego fue descubierto y después obstruyó a los investigadores dos veces".

"El presidente Trump colocó sus propios intereses personales y políticos por encima de nuestros intereses nacionales, por encima de la seguridad de nuestro país y, lo más importante, por encima de nuestro derecho más preciado, la capacidad de todos y cada uno de nosotros para participar en elecciones justas, libres de corrupción. La constitución tiene una solución para un presidente que coloca sus intereses personales o políticos por encima de los de la nación, el poder del juicio político ", dijo Nadler.

NUEVA ETAPA
El proceso de "impeachment" empezó como una investigación cerca del final de septiembre con audiencias para analizar la denuncia sobre la llamada telefónica que hizo Trump al presidente de Ucrania, Volodomy Zelensky, en la que le pidió que investigara al exvicepresidente Joe Biden, precandidato presidencial para 2020.

“El presidente ha cometido abuso de poder, socavando nuestra seguridad nacional y poniendo en peligro la integridad de nuestras elecciones. Sus acciones desafían la visión de nuestros fundadores y el juramento del cargo que hace para preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos", declaró Pelosi sobre Trump.

Lo que era una investigación para determinar si existían méritos para acusar al presidente de algún “altos delitos y faltas menores”, como indica el artículo 2 de la Constitución, pasa ahora a ser un proceso formal de acusación del presidente, que posiblemente llegue ante la Cámara Baja antes de fin de año y posteriormente al Senado.

"@SpeakerPelosi y los demócratas deberían estar avergonzados. @realDonaldTrump no ha hecho más que liderar nuestro país, con una economía bollante, más trabajos y unos militares más fuertes, por nombrar solo algunos pocos de sus grandes logros. Esperamos que tengamos un juicio justo en el Congreso", escribió la secretaria de prensa, Stephanie Grisham, poco después del anuncio de Pelosi.