Para que un líder triunfe en sus propósitos, cualesquiera que estos sean, necesita rodearse de un equipo comprometido con sus ideales y con su visión...

Un ejemplo de equipo disciplinado y fiel a toda prueba a su líder, fue el que tuvo Adolfo Hitler, sin su lealtad y disciplina incuestionables, Hitler no hubiera avanzado en sus propósitos macabros ni tampoco hubiera tenido la habilidad ni los recursos para las atrocidades y crímenes que cometió contra los judíos y otras minorías durante su gobierno que duró más de una década.

La eficiencia de sus lugartenientes se medía en base a la magnitud de sus actos de crueldad en contra de los que Hitler nombraba "enemigos del Estado". Sus ministros competían en ideas y planes para detener el avance y lograr un eventual exterminio de los que ellos consideraban una raza diferente, muy inferior a la raza aria.

Con el riesgo de provocar la ira de los seguidores de nuestro actual Presidente, debo decir que sus discursos evocan los conceptos que fueron utilizados por uno de los principales artífices de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, Director de comunicaciones del Tercer Reich. A Goebbels se le debe la frase "Una mentira a fuerza de repetirse se puede convertir en verdad".

Esa estrategia propagandística que surgió con el nazismo, es la que usó y sigue utilzando el Presidente del país más poderoso de la tierra. La mentira que una y otra vez repite y que a fuerza de repetirla, millones ya se la creen, es que los centroamericanos que intentan cruzar la frontera en busca de asilo político, constituyen una amenaza nacional, por lo que debe ser rechazada por todos los medios posibles, incluida el uso de la fuerza pública.

Si se compara el número de centroamericanos que por su cuenta y por distintos estados fronterizos mexicanos, han cruzado México en décadas anteriores, que en sí ya es una proeza dada la corrupción y la violencia que las autoridades mexicanas han ejercido contra ellos, nos vamos a encontrar con un número infinitamente superior a los que han llegado en fecha reciente. La diferencia es que estos grupos, a diferencia de los otros, vienen en grupo, eso los ha protegido de asesinatos, desapariciones, violaciones y robos.

Esto se los digo porque lo sé, mi libro La Migra Me Hizo los Mandados surgió como un intento para denunciar y dejar testimonios de esas violaciones. La mayoría de las historias aterradoras que ahí se leen fueron vividas por hombres y mujeres de países centroamericanos.

Así que la idea de que son más que antes, es una mentira que el Presidente no deja de repetir. Para frustración del mandatario, a diferencia de Hitler que contó hasta su muerte con la fidelidad de hombres y mujeres hasta su muerte, al Presidente, muchos de su gabinete le resultaron respondones y no sólo eso, sino que han hecho públicas las rabietas y acciones del Presidente por demás crueles e inconstitucionales, como la de insistir en separar a las madres indocumentadas de sus hijos que llegan a la frontera en busca de asilo político. Esta práctica fue suspendida gracias a la intervención de un juez federal.

La última rabieta del Presidente, según información filtrada a la prensa, fue provocada por la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen. Según el Washington Post, el Mandatario quería que Nielsen hiciera caso omiso de las leyes vigentes y que impidiera como diera lugar la entrada de centroamericanos en busca de asilo político. Ante esas demandas la Secretaria presentó su renuncia. Por lo visto, la crueldad que mostró al ejecutar las órdenes del presidente al separar a los niños de sus madres, no fue suficiente para el Mandatario. Trágico legado que deja Nielsen para la historia, al haber sido la funcionaria que apoyó y ejecutó la política más cruel que se ha visto en este país en los últimos tiempos.

Para aumentar la tragedia, la Casa Blanca informó la semana pasada que les va a tomar dos años localizar a los niños que fueron separados de sus madres. Esto significa que ni ellos saben dónde quedaron.

Mientras tanto, hay más vacantes en la Casa Blanca donde al parecer el principal requisito para lograr y permanecer en el puesto es ejecutar actos de crueldad extrema. Por lo menos esa fue la experiencia de la Secretaria Nielsen.

Alicia Alarcón, periodista radial,  conduce un programa de opinión en KBLA-1580 AM en Los Angeles, CA.  Es autora de La Migra Me Hizo los Mandados  y Revancha en Los Angeles (Arte Público Press).