El presidente Donald J. Trump y sus habilitadores siguen haciendo alarde de su vileza en el 2018, incluso con más bríos, y el ensañamiento contra los inmigrantes sigue estando al tope de su lista.

La primera vez que se escuchó el término “acoso sexual” fue en la década de los 80, durante las audiencias de confirmación de Clarence Thomas, nominado por el presidente, George W. Bush para la Suprema Corte de Justicia. Anita Hill declaró que Thomas, quien en una época fungiera como su jefe en una oficina de gobierno, en más de una ocasión se le insinuó y la agredió de manera sexual.

Los salvadoreños recibieron con sorpresa y terror el lunes 8 de enero, la noticia de que ahora eran ellos los "elegidos" del Presidente, al anunciar que no renovará el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) de por lo menos 200 mil salvadoreños, con lo que abre las puertas a una posible deportación.

Más artículos...