11182018Dom
Last updateSáb, 17 Nov 2018 10am

Aída Cuevas cautiva en Dallas con su gentileza y majestuosidad vocal

 Aída Cuevas cautiva en Dallas con su gentileza y majestuosidad vocal

Aída Cuevas tendría que haber cantado en Dallas en septiembre de 2016, pero el destino se interpuso. Y a quien hubiese acompañado en el escenario, es ahora objeto de un sentido homenaje y temática principal de una gira que justo llegó a la mitad de su recorrido en esta metrópoli del norte de Texas cuando la intérprete mexicana se presentó aquí el martes.

Aida Cuevas en Dallas

Aída Cuevas en Dallas, captada por Karlo Ramos para el AT&T Performing Arts Center.

"Totalmente Juan Gabriel" es un auténtico tributo  a la memoria y carácter de Alberto Aguilera Valadez, pero en una medida justa, sin exagerar ni hacer a un lado el gran legado de José Alfredo Jiménez o Cuco Sánchez en la historia de la gloriosa canción ranchera. Porque si Juan Gabriel viviera, así le gustaría que fuese, pues no es de sobra conocido que era un hombre inclusivo, respetuoso, muy seguro de sí mismo y por encima de todo, un admirador confeso de la voz de su comadre Aída.

La señora Cuevas, conociéndolo tan bien, le hizo justicia en los arreglos, con un trabajo sumamente prolijo, incluso cantó con él mediante la magia del video y el tributo, siendo para Juanga, creció al incorporar a varios de los héroes y heroínas del género. Ella explicó que habría sido egoísta omitir a los otros grandes compositores mexicanos.

En un recinto que por razones climatológicas acogió su presentación bajo techo (el Moody Performance Hall), la consagrada intérprete fue generosa con todos los que llegaron a la elegante sala, empezando por sus compañeros de la banda del mariachi Tecalitlán Juvenil, que se lucieron con una entrada festiva. Poco después, ella le dio vida propia con su voz a éxitos como "Te sigo amando" y también echó mano de la inolvidable "Bésame mucho", con una mención especial a la compositora del tema, la mexicana Consuelo Velázquez. Con "No me amenaces", el público finalmente parecía sentirse más cómodo, pues continuó cantando con ella a ratos, aunque también la escucharían con gran devoción en ciertos momentos del programa.

POÉTICO
Tras hacer una breve pausa, en la que nuevamente sus músicos deleitaron a los presentes, regresó vestida de charro y arrancó la segunda parte de su recital con uno de los temas más emblemáticos de su repertorio, "El pastor". El público se puso de pie en intervalos para celebrarle el falsete del clásico huapango de los Cuates Castilla. 

Aída Cuevas llega a la mitad de su gira Totalmente Juan Gabriel

Celebrando 43 años de trayectoria profesional, Aída Cuevas se emocionó tanto como los asistentes. No fue capaz de negarle un saludo o una foto a quienes se acercaron a la tarima a felicitarla. Un hombre le besó la mano, mientras que una admiradora le entregó la bandera de México. A otra más le explicó que no interpretaría "Amor eterno", porque 'la hacía llorar'.

Pero la infaltable "Se me olvidó otra vez" si sonó y se multiplicó además en boca de los cientos que colmaron el lugar. Antes de retomar de manera exquisita la versión de "Así fue", muy cercana al estilo de Juan Gabriel, la extraordinaria cantante sorprendió con un popurrí de temas que originalmente grabó Lucha Villa en un disco también inspiración del Divo de Juárez. "Siete versos", Tú a mi no me hundes" y "Ya no me interesas" integraron el mini popurrí en honor a la legendaria chihuahuense.

Antes de partir definitivamente del escenario, ofreció su interpretación de "México en la piel"; conmovida, dijo que se llevaba "la mejor versión de Dallas", antes de alejarse tras un emotivo cierre/despedida que culminó al son de "Como México no hay dos" y prometer volver el año próximo.