11182018Dom
Last updateSáb, 17 Nov 2018 10am

Elsa y Elmar, una colombiana "muy afortunada" que aprecia la calidez que ha encontrado en México

Elsa y Elmar, una colombiana muy afortunada que aprecia la calidez que ha encontrado en México

Elsa Carvajal (Elsa y Elmar) nació en Bucaramanga, Colombia. Creció escuchando música y viendo telenovelas y series mexicanas, antes de recibir una beca y viajar a Boston a estudiar en la prestigiosa escuela de música Berklee y posteriormente embarcarse a México, en donde su carrera ha empezado a tomar fuerza.

A principios de septiembre, la talentosa joven hizo una presentación en vivo en la plaza Sundance Square de Fort Worth, Texas, como parte de las Series Acústicas de BBVA, y al final de su presentación habló con HOY Dallas sobre su vida y el recibimiento que México le ha dado hasta ahora.

¿Desde cuándo cantas?
Desde niña, en Bucaramanga, ahí comencé a escribir poesía, a clavarme como que en la escritura, me acuerdo, a leer y a escribir. De adolescente empecé a cantar, a hacer música con amigos y fue cuando tenía 17 años que empecé a estudiar música en un conservatorio como de jazz ahí en mi ciudad y aprendí un poquito a improvisar y a tocar jazz. Luego me vine a Boston a estudiar en una escuela que se llama Berklee. No sabía nada de música, (excepto) lo que me gustaba.

¿A qué edad llegaste a Boston?
A los 18. Ahí estuve 3 años, y ahí comencé Elsa y Elmar en 2013, 2014, comencé mi proyecto y grabé un EP, seguí estudiando y me gradué como [quien dice] rápido y luego me fui a San Francisco, a Oakland.

Y en Oakland fue donde hice “Rey” que fue mi segundo disco y ahi comencé a viajar a México porque tenía muchos amigos de la universidad [que eran] de México y el público mexicano como que se empezó a conectar mucho con mi proyecto, más que el colombiano.

¿Por la cercanía, probablemente?
No, siento que más por las letras y por el tipo de canción. Colombia es muy tropical. México, también es un poco tropical, pero le gusta cantar y las letras, es (eso) más importante en México. Y así empecé a ir y en febrero (2018) me fui a vivir a México.

¿O sea que acabas de llegar al país?, pensé que era tu casa desde antes, como el caso de Mon Laferte. Entonces “tus tablas” han sido aquí en Estados Unidos.
Sí. Mucha de mi experiencia como artista, aunque he viajado mucho y llevo cuatro años yendo y viniendo a México.

¿Viajabas a la Ciudad de México?
En este año hemos ido como a 30 ciudades...

Ya recorriste parte de la República.
Sí, me siento muy afortunada.

A pesar de su buena conexión con México, en su país natal ha hecho varias cosas importantes, como en abril de 2016,  cuando Elsa y Elmar actuaron como teloneros ante 40,000 en el concierto de Coldplay en el estadio El Campín, en Bogotá.

A un tema tuyo le fue súper bien en la película "Ya veremos".
México y yo hicimos una conexión hermosa, también hay otro tema.

Se puede rastrear esa conexión, ¿explicar?
No tengo ni idea... pero yo crecí viendo Mujer Casos de la Vida Real y todas las novelas, muchas cosas de México.

Pero estás chiquita, ¿no?
Sí, 25 años.

¿O sea, te consideras más romántica, digamos, como letrista. Puedes mencionar alguna influencia? o solita ha nacido eso...
Solita ha nacido eso, pero ahora Selena me vuela la cabeza, Rihanna, Celia Cruz.

¿Selena Quintanilla o la otra Selena?
No, Selena, yo descubrí a Selena (Quintanilla) en unos discos de mi abuelo, cuando tenía como 7 años y me obsesioné.

Y eso que Selena hacía música bailable, no? Pero muy sentida.
Yo ahora hago música bailable, un poco, pero siempre sentida y es lo que hacía a Selena diferente.

Aunque te pusiera a bailar..
Te hacía sentir igual. No era de letras vacías, y eso lo que yo tampoco quiero nunca. Que siempre tenga un mensaje la letra pero también aprovechar la oportunidad de pasarla bien, de ponerle un ritmo cool, y que bailes y que goces.

¿Tu instumento principal es la guitarra o el piano?
Ambos.

¿Cómo se llama la canción de Ya Veremos?
"Exploradora". Lo más hermoso es que lo hemos hecho solos... Yo hasta ahorita (recién) tengo un equipo. Hasta ahorita viajo con alguien. Yo duré, de los cinco casi años que llevo haciendo música, tres fueron yo sola... Siendo mi mánager, haciendo todo, mandando emails, haciendo el arte del disco, el arte del flyer, haciendo todo, todo.

¿Con qué sueño o con qué mentalidad llegaste a Boston, soñabas con algo, te imaginabas aloesperabas algo?
No, no. Yo sentí que entrar a la universidad ya era como mi mayor logro... Y luego me emocioné por hacer canciones, componer. Yo acababa mis tareas en la universidad y quería... buscaba expresarme.
Me gustaba García Lorca, Neruda, Benedetti toda mi adolescencia, tenía un libro increíble de poesía latinoamericana que no sé qué hice. Ruben Darío me gustó mucho, hay una monja, Sor Juana, ella me llegó también.

A mí me llegó el wasabi. Elsa compartió el sushi que le llevaron al camerino al final de su actuación. También, pasó por alto y aceptó la disculpa después de que publicamos (y después borramos) en Twitter, que "la mexicana Elsa y Elmar hacía su debut en Fort Worth". Dijo amablemente que sí, mexicana era, pero de corazón.

¿Qué ideas buscas, en esto, donde la gente dice que ya no hay nada nuevo, qué opinas?
No, yo pienso que mientras uno siga siendo honesto, siga haciendo lo que le gusta va a crear cosas frescas y nuevas. El problema es que la industria de la música se acostumbró a que todo suene igual, a que todo hable de nada serio y tampoco los deja...

¿Crees que los controla?
No lo creo, lo sé, porque me han ofrecido cosas que les he dichi que no, por eso. Que para mi lo que yo hago, es lo que es.

¿Qué piensa tu familia de tu carrera, cómo lo toman?
"Al principio muy en contra.. que hiciera la musica como un hobbie. Pero ahora, mi papá se enamoró de México, va cada mes".

¿Tú cómo ves a México en el presente, tienes la misma opinión de lo que se dice ahora o cómo lo vives?
"Que México por más que hablen que es un lugar con violencia, peligroso, cuando uno va se da cuenta que tiene la gente más amorosa, más servicial... caray, más generosa, más que ayuda al otro, por eso amo a ese país, porque que pasan cosas que no pasarian en otras partes".

Con esa pregunta damos por concluida la conversación (y los alimentos compartidos de manera espontánea).