Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

"Soy un inmigrante... como muchos, muchos de ustedes. Creo que lo más grande de nuestro arte y nuestra industria es que logran borrar las líneas en la arena. Debemos seguir haciendo eso", dijo Guillermo del Toro al aceptar el primero de dos premios Oscar por "The Shape of Water" en la edición 90 de la noche más grande del cine mundial.

Del Toro, nacido en Guadalajara, México obtuvo el premio al Mejor Director y cerró la noche de manera triunfal al levantar también la estatuilla del Oscar por La Mejor Película. En total, The Shape of Water ganó cuatro premios.

Una rara historia de amor, a ratos violenta, pero contada dulcemente, la película imaginada por Del Toro logra inspirar a la acción (a salir a votar, por ejemplo), al conseguir retratar con firmeza el romance de dos "outsiders" que luchan por existir en un mundo hostil.

"En México, cuando era niño, era un gran admirador de las películas extranjeras, como E.T. o William Wyler o Douglas Sirk o Frank Capra", dijo del Toro al aceptar su segundo trofeo de la noche.

"Hace unas semanas, Steven Spielberg dijo: 'Si te encuentras [en el podio], recuerda que eres parte de un legado, parte de un mundo de cineastas, y siéntete orgulloso de ello' ... Fui un niño enamorado con las películas mientras crecía en México. Pensé que esto nunca podría suceder; (pero) sucede".

Del Toro se quiso cerciorar de que su premio a la Mejor Película no era un error, como el fiasco que ocurrió el año pasado antes de que Moonlight fuera premiada como el mejor film del año. Para redimirse de lo ocurrido en 2017, Warren Beatty y Faye Dunaway repitieron como presentadores de la categoría en el evento.

“Todos los que tengan el sueño de una parábola, o de usar el género de la fantasía para contar historias del mundo real... Esta es una puerta", dijo el mexicano sobre su triunfo. "Déjenla abierta y vengan".

COCO gana también