DALLAS -- La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), informó que está distribuyendo reembolsos a más de 2.7 millones de clientes de AT&T a los que les agregaron cargos de terceros en sus facturas de telefonía móvil sin su consentimiento, una práctica conocida como empaquetamiento de cargos de telefonía móvil (mobile cramming, en inglés).

Bajo los términos de los acuerdos con AT&T Mobility y las compañías responsables de dos esquemas de empaquetamiento de cargos, Tatto y Acquinity, la FTC distribuirá una suma total de más de $88 millones de dólares entre los consumidores defraudados.

Dichos reembolsos representan la mayor cantidad de dinero jamás devuelta a los consumidores en un caso de empaquetamiento de cargos de telefonía móvil. 

A través del programa de reembolsos de la FTC, aproximadamente 2.5 millones de clientes actuales de AT&T obtendrán un crédito en sus facturas dentro de los próximos 75 días, y más de 300,000 ex clientes recibirán un cheque. El monto promedio de los reembolsos es de $31.

Si tiene preguntas, llame al 1-877-819-9692.

De acuerdo a la demanda de la FTC, AT&T colocó cargos no autorizados en las facturas de teléfono de sus clientes, usualmente por montos mensuales de $9.99, por suscripciones de timbres de llamada y mensajes de texto con contenido de recomendaciones amorosas, horóscopos, y “datos curiosos”. En su demanda, la FTC alegó que AT&T se quedó por lo menos con el 35 por ciento de los cargos que les impuso a sus clientes.

Bajo los términos del acuerdo, la compañía también cambió significativamente su proceso de facturación de servicios de terceros.

Epiq Systems, el administrador de los reembolsos designado para este asunto, comenzará a enviar los cheques de reembolso por correo y a aplicar los créditos a las facturas de teléfono de AT&T. Los cheques se deben cobrar dentro de los 60 días y a partir de dicho plazo serán cancelados.

La FTC nunca les pide a los consumidores que paguen o que suministren información personal para cobrar un cheque de reembolso.