México-Honduras: se agotó la taquilla

A diez días del esperado partido entre México y Honduras, que tendrá lugar en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula, la Comisión de Selecciones nacionales de Honduras anunció que la taquilla para el mencionado choque está agotada. Y no es para menos: Honduras  y México se ha vuelto uno de los duelos más atractivos de la Concacaf , ya sea que el destino los haga encontrarse en una eliminatoria mayor o juvenil, Copa Oro, o cualquier evento deportivo, ya es todo un clásico del área que nadie puede negar.

Pero la historia en los últimos años a México no le ha favorecido en resultados y tampoco en el ambiente pues la polémica ha estado presenta tanto dentro como fuera del campo.

LA HISTORIA

ara conocer un poco más nos remontamos a la eliminatoria rumbo al Mundial de Estados Unidos 1994. El estadio Nacional de Tegucigalpa lucía abarrotado con la visita del conjunto azteca y a pesar que la Bicolor llegaba eliminada. El Tri se llevó la victoria por 1-4 y al sonar el pitazo que daba por finalizado el choque , jugadores y periodistas mexicanos no pudieron abandonar fácilmente el estadio Nacional ante una molesta afición catracha molesta por el resultado.

"Sentí que sería difícil salir del estadio, los recogebalones insultaban a los mexicanos en la banca y los militares sacaban a los técnicos de la cancha. Miré como en los vestidores aficionados lanzaron objetos y derrumbaron una puerta del estadio. Dentro del camerino nos lanzaron gas lacrimógeno y regresamos a la cancha, allí estuvimos durante dos horas. Vivimos momentos de dramatismo y pensamos que no ibamos a salir bien y que iban a haber heridos", dijo tras ese juego el periodista azteca Fernando Schwartz, ahora de la cadena ESPN.

En 2007 el turno llegó para Samuel Caballero y su famoso beso. El defensor hondureño, durante el enfrentamiento ante México por la Copa Oro en el Giants Stadium comenzó una serie de roces con el atacante Cuahutemoc Blanco.

El catracho se mofó del delantero y le lanzó un beso, a lo que el "Cuau" respondió con un codazo que el árbitro logró ver y expulsó al mexicano. El duelo finalizó con victoria para la H de 2-1 sobre los del norte.

Rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, Honduras y México compartieron la cuadrangular de la segunda fase junto a Jamaica y Canadá. En la última fecha, los aztecas visitaron a la Bicolor y los dirigidos por Reinaldo Rueda ganaron 1-0.

Pero quien dejó mucho que desear fue el meta del Tri Oswaldo Sánchez, quien recibió las críticas de su país al ser captado por las cámaras de las televisoras pidiendo clemencia al atacante de Honduras, David Suazo. La diferencia de goles pudo dejar eliminado a México.

Pero quizá, uno de los juegos que más polémicas dejó fue el de la Copa Oro 2011. Catrachos y Aztecas se enfrentaron en las semifinales en el estadio Reliant.

Previo al duelo, el entrenador hondureño Chelato Uclés aseguró que al Chicharito Hernández, delantero estrella de México, le temblarían las piernitas ante los defensas de la H, y el delantero Carlo Costly colocó en su cuenta de Twitter un montaje en la que sostenía, vestido de gladeador, la cabeza decapitada del jugador del Manchester United.

Hernández anotó el segundo gol con que México ganó a Honduras 2-0 y ante las cámaras hizo un gesto indicando que no tenía miedo, mensaje que se presume fue enviado al entrenador Uclés.

FUENTE: DIEZ.HN.COM

 

Pero la historia en los últimos años a México no le ha favorecido en resultados y tampoco en el ambiente pues la polémica ha estado presenta tanto dentro como fuera del campo.

LA HISTORIA

ara conocer un poco más nos remontamos a la eliminatoria rumbo al Mundial de Estados Unidos 1994. El estadio Nacional de Tegucigalpa lucía abarrotado con la visita del conjunto azteca y a pesar que la Bicolor llegaba eliminada. El Tri se llevó la victoria por 1-4 y al sonar el pitazo que daba por finalizado el choque , jugadores y periodistas mexicanos no pudieron abandonar fácilmente el estadio Nacional ante una molesta afición catracha molesta por el resultado.

"Sentí que sería difícil salir del estadio, los recogebalones insultaban a los mexicanos en la banca y los militares sacaban a los técnicos de la cancha. Miré como en los vestidores aficionados lanzaron objetos y derrumbaron una puerta del estadio. Dentro del camerino nos lanzaron gas lacrimógeno y regresamos a la cancha, allí estuvimos durante dos horas. Vivimos momentos de dramatismo y pensamos que no ibamos a salir bien y que iban a haber heridos", dijo tras ese juego el periodista azteca Fernando Schwartz, ahora de la cadena ESPN.

En 2007 el turno llegó para Samuel Caballero y su famoso beso. El defensor hondureño, durante el enfrentamiento ante México por la Copa Oro en el Giants Stadium comenzó una serie de roces con el atacante Cuahutemoc Blanco.

El catracho se mofó del delantero y le lanzó un beso, a lo que el "Cuau" respondió con un codazo que el árbitro logró ver y expulsó al mexicano. El duelo finalizó con victoria para la H de 2-1 sobre los del norte.

Rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, Honduras y México compartieron la cuadrangular de la segunda fase junto a Jamaica y Canadá. En la última fecha, los aztecas visitaron a la Bicolor y los dirigidos por Reinaldo Rueda ganaron 1-0.

Pero quien dejó mucho que desear fue el meta del Tri Oswaldo Sánchez, quien recibió las críticas de su país al ser captado por las cámaras de las televisoras pidiendo clemencia al atacante de Honduras, David Suazo. La diferencia de goles pudo dejar eliminado a México.

Pero quizá, uno de los juegos que más polémicas dejó fue el de la Copa Oro 2011. Catrachos y Aztecas se enfrentaron en las semifinales en el estadio Reliant.

Previo al duelo, el entrenador hondureño Chelato Uclés aseguró que al Chicharito Hernández, delantero estrella de México, le temblarían las piernitas ante los defensas de la H, y el delantero Carlo Costly colocó en su cuenta de Twitter un montaje en la que sostenía, vestido de gladeador, la cabeza decapitada del jugador del Manchester United.

Hernández anotó el segundo gol con que México ganó a Honduras 2-0 y ante las cámaras hizo un gesto indicando que no tenía miedo, mensaje que se presume fue enviado al entrenador Uclés.

FUENTE: DIEZ.HN.COM