12112018Mar
Last updateDom, 09 Dic 2018 1pm

La hija de Steve Jobs revive el lado oscuro del 'genio' en libro de memorias

Steve Jobs, el cofundador de Apple no fue un padre modelo, sino más bien tacaño y distante, según detalla su hija primogénita en una auto-biografía que será publicada próximamente.

Lisa Brennan-Jobs es la hija primogénita de Steve Jobs, a quien negó desde que nació. Al ser llevado a los tribunales para exigirle una cuota de manutención, la madre de Lisa tuvo que luchar duro contra Jobs, quien llegó a declarar por escrito que era estéril y definitivamente no había engendrado a Lisa.

Vanity Fair publicó recientemente un fragmento de "Small Fry" (Insignificante) la íntima memoria en la que Brennan-Jobs relata las dificultades económicas que vivió junto a su madre en la infancia, incluso después de que Jobs se volvió millonario y quedó asentado mediante una prueba de DNA su paternidad.

"Hasta mis 2 años, mi madre complementaba lo que recibía de prestaciones sociales con trabajos de limpieza o de camarera. Mi padre no ayudaba.

"En 1980, el fiscal de distrito del condado de San Mateo, California, demandó a mi padre para que pagara una pensión alimenticia. Él negó la paternidad, declaró bajo juramento que era estéril y dio el nombre de otro hombre que, según él, era mi padre".

FRIO
Cuentan sus allegados que Jobs solía cambiar de Porsche cada que uno de éstos se rayaba o maltrataba de la pintura. Por lo que un día, Lisa, cuando ya no era una niña, en una de las visitas a casa de su padre le preguntó si se podría quedar con uno de los carros rayados cuando él lo fuera a cambiar...

"¡Claro que no!", fue la respuesta tajante de Jobs, según recuerda su hija. Entendí que tal vez no era verdad el cuento de los arañazos. Para entonces ya sabía que no era generoso con el dinero, la comida o las palabras; la idea de los Porsche parecía una divina excepción", dice Lisa en su relato.

Pero lejos del no rotundo que le propinó, le dijo además, o aclaró en tono hiriente. "No recibirás nada. ¿Entiendes? Nada. ¡No recibirás nada!".

La relación con su padre mejoró, pero no se volvió cercana, cuenta Brennan-Jobs, quien visitó a Jobs con frecuencia cuando agonizaba y hasta poco antes de morir el 5 de octubre de 2012.

"El último año lo visité un fin de semana en meses alternos. Me había quitado la idea de una gran reconciliación, esa que ocurre en las películas, pero seguí yendo de todas formas".

Lisa Brennan-Jobs nació el 17 de mayo de 1978. Sus padres, Steve Jobs y Chrishann Brennan, tenían cada uno 23 años.