HOY Dallas

Mar10212014

Last updateLun, 20 Oct 2014 9pm

Back HOY DALLAS Vida y Salud Consejos ¿Podemos cambiar nuestro destino?

¿Podemos cambiar nuestro destino?

RozhyHola estimados lectores hoy vamos a tratar el tema tan controversial de nuestro destino y sobre si podemos acaso cambiar el curso de éste, "o si ya lo tenemos marcado”. Yo me he hecho esta pregunta muchas veces y es la razón por la que decidí llevar a cabo una encuesta para escuchar opiniones e historias que me pudiesen aclarar un poco mis dudas al respecto.

Hice un sondeo donde participaron personas de diferentes religiones, culturas, círculos sociales, sin religión, etc.. Más del 60% de los participantes opinaron que sí existe un destino y todos ellos pertenecen al grupo de los que practican alguna religión. Entre los participantes no religiosos, otro 20% de ellos no creen que existe un destino sino que uno lo forja. Y el otro 20% no tenían ni la menor idea de si el destino existe, o no, y no les interesó el tema.

Estos resultados me intrigaron aún más y decidí hacer una investigación más a fondo, lo que me llevó a  recordar situaciones en mi pasado cuando era pequeña y que yo no sabía que ya empezaba a crear mi mundo o ‘destino’. Reviví historias que iré compartiendo con ustedes a lo largo de mi trayectoria contributaria con HoyDallas.

Teniendo en consideración que fuimos dotados con libre albedrío, tenemos en nuestras manos el potencial de convertir nuestros sueños y anhelos en realidad así como la elección de tomar decisiones. Para obtener resultados fructíferos, naturalmente se requiere trabajo, disciplina y la firme convicción de que vamos a lograrlo, “sin lugar a dudas”.

¿Y cómo es posible crear nuestro mundo si ya tenemos el destino marcado?

De acuerdo a la Wikipedia Libre, ‘El destino (también llamado fátum, hado o sino) es el poder sobrenatural inevitable e ineludible que, según se cree, guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido de forma necesaria y fatal, en forma opuesta a la del libre albedrío o libertad.

No obstante que vivimos hoy día en una sociedad que sufre más que nunca de un sinfín de enfermedades tanto mentales como físicas; de violencia y criminalidad; adicciones, falta de humanitarismo, etcétera, también tenemos la fortuna de vivir en una era mística que nos ofrece una fuente inmensa de recursos naturales y tecnológicos para ayudarnos individualmente a nuestra superación personal y el despertar cognitivo y espiritual para poder descubrir y aplicar nuestros potenciales. Por lo tanto si aceptamos de principio que poseemos un “libre albedrío” con el que fuimos dotados desde el inicio de los tiempos y que nos diferencia del resto de las formas de vida en el planeta, entonces estamos conscientes que está en nuestras manos el aprender a tomar decisiones y acciones adecuadas pues éstas marcan nuestro ‘destino’ o mejor dicho, “las decisiones y acciones que tomamos son las que crean nuestro mundo y felicidad=destino”.

Examinemos en un nivel sencillo lo que es la energía y cómo funciona en el mundo material para que practiques los pasos que te ofrezco a continuación. La energía necesita siempre de materia para manifestarse de acuerdo a los estudios de la energética. En otras palabras la energía es invisible-etérea y se manifiesta en todo el mundo visible que existe y tiene vida. De la misma manera nuestros anhelos y sueños existen en el mundo invisible como pura energía. Te comparto enseguida un ejercicio sencillo para que empieces a materializar tus sueños o anhelos pues estos son el primer peldaño para crear el mundo soñado -o destino que desearías vivir.

Antes que nada y como ya lo vimos en artículos anteriores, mantente alerta de los pensamientos y sentimientos que generas pues la energía contenida en estos construyen tu realidad y ‘destino”.

Enseguida, empieza a enfocar esos deseos o intenciones para que comiencen a tomar forma. El primer paso es escribir la cosa material, física o espiritual que desees con toda vehemencia, vamos a poner como ejemplo que escribiste “comprar una casa con alberca”. Bien, ya teniendo en concreto tu petición, nos vamos al segundo paso: imaginarte la fachada de esa casa, la quieres de un piso o dos, cuál es el precio, imagínatela exactamente como te gustaría que estuviera distribuida, cuántas recamaras, cochera para carros; el jardín, la forma de la alberca; la cocina; tu recámara principal, en fin, todos los detalles por pequeños que sean incluyendo decoración, muebles, ubicación, etc. De ser posible díbujala. El tercer paso es visualizar, esto significa el verte adentro de la casa, transpórtate a ella, siente el agua de la alberca refrescando tu cuerpo, mírate rodeada de las personas con las que vivirás ahí, siente, huele, paladea todo, como si lo estuvieras viviendo en realidad. El cuarto paso es el creer firmemente en lo que estás deseando, escribiendo y visualizando y afirmando por medio de tu fe. Deja todo el proceso en manos del Creador Divino o como le llames a tu Ser Superior o creencia. Repite este ejercicio mínimo dos veces al día -en la mañana y en la noche de preferencia por seis meses. Espero que pronto tengas los resultados deseados, mientras tanto te pregunto, ¿y tú que crees del destino?


Envíame tus comentarios, preguntas, o historias a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o para concertar sesión visita mi página web: www.rozhy.com O sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/RozhyTalismanAutorMentor

 

 Rozhy nació en Guadalajara, Jal, México y emigró a los Estados Unidos en compañía de sus 4 hijas en busca de nuevos horizontes y sueños. Este país le obsequió su quinto retoño, un varoncito. Actualmente reside en Vancouver, Canadá y es feliz esposa, mamá y abuelita de 9 nietos. Rozhy ha escrito dos libros como co-autora con Jack Canfield y Deepak Chopra, en 2009 y 2012, respectivamente. 

Deportes

SETTING

Vida y Salud

SETTING

Joomla! Open Graph tags