06242017Sáb
Last updateVie, 23 Jun 2017 8pm

 

 

Estudio: Mexicoamericanos reciben tratamiento menos intensivo contra ataques cerebrales

ANN ARBOR, Michigan -- Un nuevo estudio piloto muestra que los sobrevivientes mexicoamericanos de un ataque cerebral tienen menos probabilidades de recibir rehabilitación como pacientes hospitalizados en comparación a los pacientes blancos no hispanos.

El siguiente paso para los investigadores de la Universidad de Michigan es examinar las disparidades en tratamiento después de un accidente cerebrovascular.

"Ya sabemos que los mexicano-estadounidenses tienen peores resultados después de un accidente cerebrovascular", dijo el neurólogo de Michigan Medicine Lewis Morgenstern, uno de los investigadores principales del estudio publicado recientemente en la revista Stroke. "La cuestión principal en este momento, es ¿por qué?"

La investigación de Morgenstern y Lynda Lisabeth, Ph.D., MPH, de la Escuela de Salud Pública de la U-M, investigó la asignación de servicios de rehabilitación para 72 personas que tuvieron un accidente cerebrovascular.

El equipo de investigación siguió a los pacientes durante 90 días, llamando a los pacientes o cuidadores cada dos semanas para averiguar si la rehabilitación estaba pasando en casa o en otro ambiente, y qué tipo de servicio de rehabilitación estaban recibiendo los pacientes.

¿Hospitalización o cuidado en casa?
De los 72 sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares, 50 eran Mexicano-estadounidenses y los restantes 22 blancos no hispanos. Las tasas de los que recibieron cualquier tipo de servicio de rehabilitación no fueron significativamente diferentes.

Pero sólo el 30% de los mexicano-estadounidenses recibieron la rehabilitación mientras estaban hospitalizados, en comparación con el 73% de los blancos no hispanos.
Más de la mitad de los mexicano-estadounidenses (51%) sí recibieron rehabilitación en el hogar, mientras que ninguno de los blancos no hispanos recibieron rehabilitación en el hogar.

La rehabilitación para pacientes hospitalizados es intensiva y puede incluir varias horas de trabajo cada día. En realidad, es demasiado para algunas personas con golpes severos, dice Morgenstern. Como alternativa, la rehabilitación en el hogar puede implicar unas cuantas citas cada semana.

"La falta de rehabilitación intensiva puede explicar en parte por qué los mexicano-estadounidenses experimentan peores resultados neurológicos, cognitivos y funcionales en los meses después del accidente cerebrovascular", dijo Lisabeth.

Las limitaciones del estudio piloto
"Hemos encontrado resultados estadísticamente significativos, lo cual es inusual en un estudio pequeño, pero sigue siendo un estudio piloto", dice Morgenstern. "No hay suficientes pacientes para entender por qué, y se necesita más investigación”.

La gravedad de los accidentes cerebrovasculares no difirió significativamente entre los dos grupos, ni la edad o el género. Y ambos grupos eran igualmente propensos a tener el seguro, aunque la calidad puede variar.

Morgenstern notó que la preferencia del paciente y de la familia puede ser un factor en la elección de rehabilitación en la casa u hospital.

Efecto de un condado en el conocimiento de disparidad de salud
Gracias a los datos recogidos en accidente cerebrovascular en el Condado de  Nueces, Texas, desde el 2000, se han llevado a cabo múltiples estudios respecto a las disparidades respecto a accidentes cerebrovasculares.

El proyecto de recolección de datos llamado BASIC, por sus siglas en inglés, ha dado lugar a la publicación de más de 70 trabajos de investigación. Es financiado por los Institutos Nacionales de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares.

"Un día, todo EE.UU. va a parecerse a esta comunidad", dice Morgenstern, también un miembro de las facultades de medicina y salud pública de la U-M, quien ha pasado más de 20 años investigando las disparidades de salud.

Un resumen de la investigación fue presentada durante la conferencia American Stroke Association’s International Stroke Conference 2017. Los dos principales investigadores también son miembros del Instituto de U-M para la Política de Salud e Innovación.

El contenido es responsabilidad exclusiva de los autores y no representa necesariamente la opinión oficial de los Institutos Nacionales de Salud, ni de Hoy Dallas.